Para ésta sesión de fotos elegí una antigua granja abandonada a las afueras de Talavera.

Para ésta sesión, he usado la Canon 700D + un objetivo Tamron 17-50/f2.8 y un flash Newer montado en una pié accionado con disparador remoto y geles de colores. En algunos casos la luz ha sido directa y otros rebotada en techo o pared.

Por temas de movilidad (el lugar era algo estrecho), en lugar de usar la ventana de 60×60, en ésta ocasión he usado un pequeño difusor blanco de nylon de 15 x 10cm.

Estoy muy contento con las fotos en general porque a pesar de la escasa luz que había en algunos lugares hemos conseguido buenos resultados.

Gracias Almudena una vez mas por prestarte a la sesión de fotos.


Todas las fotografías tienen reservados los derechos de autor. Si estás interesado 
en alguno de los archivos digitales, por favor ponte en contacto con el autor.