Serradilla (La Serraílla en extremeño) es una villa y municipio de la provincia de Cáceres. Pertenece al partido judicial de Plasencia y a la mancomunidad de los Riberos del Tajo.

Parte de su término municipal se halla incluido en el parque nacional de Monfragüe, perteneciendo a Serradilla zonas destacadas como la pedanía de Villarreal de San Carlos.

La villa es conocida por albergar en el convento de las Agustinas Recoletas la imagen del Santísimo Cristo de la Victoria de Serradilla, una talla del siglo XVII realizada por el escultor madrileño Domingo de Rioja, considerada una de las imágenes religiosas de mejor calidad artística de Extremadura.

Santísimo Cristo de la VictoriaDurante siglos, uno de los más importantes pueblos de la Alta Extremadura, fue una localidad de numerosos artesanos, fondas y pensiones. De grandes sociedades tanto ganaderas como agrarias. En este plano cabe destacar el famoso Casino de la Plaza de los siglos XVIII Y XIX, siendo a partir del siglo pasado, cuando se abrió a todo el público, no solo a los socios. Destacan varios cines de invierno y verano, imprentas, fraguas, oribes.

En 1965, en el límite del término serradillano con Torrejón el Rubio y Toril, se produjo el desastre de Torrejón, un accidente laboral catastrófico en forma de rotura de presa donde varias decenas de obreros fallecieron durante la construcción de los embalses de la confluencia de los ríos Tajo y Tiétar.

El Convento del Santísimo Cristo de la Victoria, de la orden de las Agustinas Recoletas. Construcción barroca de finales del s. XVII y principios del XVIII. Sufragado por los condes del Puerto. Destaca la imagen del Cristo, obra de Domingo de Rioja de 1631. La imagen fue traída hasta Serradilla por la Beata Francisca de Oviedo y Palacios, a la que los serradillanos están eternamente agradecidos. Corría la década de 1630 cuando Francisca de Oviedo se puso en contacto con el escultor Domingo de Rioja para que de las manos de este saliese la talla de un Cristo victorioso. Tal fue el asombro de los fieles al ver concluida la obra en Madrid, que las trabas para traerla a Extremadura tardaron muy poco en hacerse notar. Se cuenta incluso el propio escultor quedó boquiabierto al ver el resultado, llegando incluso a decir: “Esta no es obra mía, sino de Dios”.

La Capilla Real de Madrid, con Felipe IV a la cabeza no se lo iba a poner nada fácil a esta beata, ya que fue una imagen venerada durante unos años por la propia familia real. Sin embargo, Francisca de Oviedo, se salió con la suya. O al menos por un tiempo, porque antes de llegar a Serradilla, la imagen se expuso en Plasencia y claro, como no podía ser de otra forma, los placentinos querían hacerla suya. Aunque no era suya y lo sabían, y por fortuna o desventura, una madrugada del mes de abril, ocho serradillanos cargaron con el Cristo sigilosamente para llevárselo a su pueblo, donde hoy por fin descansa.

Se trata de una imagen de un Cristo Vivo Resucitado, que ha vencido a la Muerte, como símbolo de esto, pisa una calavera. Con su Cruz aplasta a la serpiente que simboliza el demonio y Territoriu de bandolerusel pecado. Como su propio nombre indica, es una imagen victoriosa, que ha vencido al diablo y la propia muerte en cruz. La letra del himno del Santísimo Cristo de la Victoria fue escrita por el vecino Liberato Alonso, a principios del siglo XX.

Desde hace unos años se viene celebrando a mediados de agosto el Día del Habla Serradillana, una jornada cultural y festiva en honor al habla extremeña particular de esta localidad.​ Enla celebración del Día del Habla de 2013 se realizó el estreno de la película Territoriu de bandolerus, una película hecha y dirigida por el pueblo de Serradilla que fue la primera película realizada íntegramente en habla extremeña.

Existen en Serradilla desfiles de Carnaval, que recorre la villa saliendo de la plaza de la Constitución, y Cabalgata de Reyes, que el 5 de enero va de la casa de cultura a la plaza pasando por el convento del Cristo de la Victoria. En el convento se instala un belén viviente durante la cabalgata.

Muy extendida por el pueblo, es la costumbre de llevar por las calles, de casa en casa, unas pequeñas capillas de madera con la imagen de algún Santo o de la Virgen. Tradición que se arraiga desde la década de 1920; Cultura que se cree que arraigó en el pueblo, gracias a Laureana Serrano Moreno, una gran mujer que realizó grandes trabajos por Serradilla, y sobre todo por sus vecinos más pobres.

Pringá de Chicharrones de Serradilla

A pesar de la importancia que tiene el Santo Cristo de la Victoria de Serradilla en la cultura local, no forma parte de las tradiciones locales el sacar la imagen en procesión por las calles de la villa. El Cristo de la Victoria sale en contadas ocasiones, y casi siempre lo ha hecho solo en casos de sequía extrema. Para que el Cristo de Serradilla salga en procesión, es necesario un largo tiempo de novenas, y rituales tradicionales que preparan al pueblo para ese acontecimiento histórico.

El dulce típico de este pueblo, ya que no se encuentra en ninguna parte del mundo, es la llamada ‘pringá‘ de chicharrones, muy contundente realizado con las mantecas de las matanzas de invierno, se cuece en horno.

Como dato curioso, comentaros que mi familia paterna es de Serradilla y desde hacía ya algún tiempo, quería hacer una visita al pueblo para hacer éste reportaje fotográfico para mi padre. También comentaros que si sois «getones», visitéis La Tahona o el «Jornu de Leña» y probéis la pringá de chicharrones o cualquiera de los dulces que tienen.



Todas las fotografías tienen reservados los derechos de autor. Si estás interesado 
en alguno de los archivos digitales, por favor ponte en contacto con el autor.