La mejor hora para hacer éste tipo de fotografías es la llamada “hora azul”.

La hora azul, como su nombre indica, es ese momento justo después (en el caso de la puesta de sol) de la hora dorada, cuando el cielo ha perdido prácticamente esos tonos naranjas y amarillos y empieza a predominar un azul intenso. Una característica de la hora azul, es que por el horizonte por donde se ha puesto (o ha salido) el sol tenemos un degradado tonal de azul a naranja.

Ese azul del cielo se va oscureciendo poco a poco por lo que es obligatorio disponer de un trípode para poder hacer fotografías. A nuestros ojos incluso puede llegar a parecer de noche, sin embargo, con una exposición de varios segundos comprobaremos que aún hay luz suficiente en el cielo como para poder seguir realizando fotografías, ya que los sensores de las cámaras de fotos digitales son muy sensibles a la luz.

Este momento es muy útil para realizar cierto tipo de fotografías que no se pueden realizar en ningún otro momento del día con resultados óptimos.

Fotografias de paisajes


Todas las fotografías tienen reservados los derechos de autor.
Si estás interesado en alguno de los archivos digitales, por favor ponte
en contacto con el autor a través del FORMULARIO DE CONTACTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *