Durante dos años, pasaba por ésta ubicación todas las mañanas para ir al trabajo a una ciudad a 100 kms. de mi lugar de residencia. Había pasado cientos de veces por aquella carretera y siempre se me iban los ojos hacia aquel edificio elevado al final de las vías del tren. Desde 2003, siempre he querido saber qué alberga el edificio en su interior.

Ayer por la tarde tuve que hacer unas gesiontes personales a otra ciudad y ésta ubicación se encuentra a unos treina kilómetros y no pude contener las ganas de desviarme e ir a dar una vuelta por la zona durante mi regreso a casa.

Examiné la zona, investigué los alrededores, saqué varias fotos del interior de uno de los edificios desde una ventana… pero en dos ocasiones escuché ruidos en el interior del edificio y decidí no entrar, ya que no llevaba el equipo necesario para adentrarme en un edificio en ruinas y lo más importante, iba sólo y no quería poner en riesgo mi integridad física.

RECUERDA, TU VIDA VALE MAS QUE UN MILLÓN DE LIKES.

Prometo regresar a éste lugar para sacar un buen reportaje fotográfico y grabar un buen vídeo.


NOTA INFORMATIVA: 
Para la realización de éstas fotografías no se han forzado puertas, ventanas ni cerraduras. 
Por motivos de conservación no se facilitarán ubicaciones de los abandonos fotografiados.

Todas las fotografías tienen reservados los derechos de autor. Si estás interesado 
en alguno de los archivos digitales, por favor ponte en contacto con el autor.